Un Yoga Challenge Diferente


Quiero proponer un Yoga Challenge ligeramente distinto a lo tradicional, pero primero, voy a contarles un poco de donde viene este impulso:

La conexión profunda con nuestro cuerpo que se logra por medio de disciplinas como el Yoga Postural, es una herramienta maravillosa para empezar a abrir las puertas de la consciencia. Sin embargo, muchas veces nos quedamos atrapados en la puerta. En otras palabras, nos hacemos dependientes de la herramienta, de la disciplina, y creamos un símbolo o una creencia inconsciente en la que asociamos el Yoga Postural o la herramienta en sí, con un despertar de la consciencia, como si ambos fuesen lo mismo, un sólo concepto. Así, nos quedamos atrapados en la palabra, en el concepto de la herramienta y nos olvidamos del camino que abre.

De lo que he podido percibir, en estos días en que hemos tenido la oportunidad de estar más tiempo con nosotros mismos, nos hemos hecho obsesivamente dependientes de las redes sociales, más que nunca.

La transformación que se nos está pidiendo como colectividad va más allá de la mera conexión con el cuerpo físico, aunque esta conexión es esencial en el proceso pues no sólo nos hace conscientes de nuestra existencia material, sino de la intrínseca relación con nuestra respiración. Sin embargo, se nos está pidiendo que tomemos esta oportunidad con una visión más abierta, o despierta, una consciencia que reconozca el cuerpo como una maravillosa herramienta, y lo utilice y disfrute dentro de un proceso de abrir puertas para la construcción de un bienestar común.

Las oportunidades tocarán a nuestras puertas pero solo serán entes transformadores una vez que les abramos la puerta.

Nos hemos regocijado en reconocer la maravillosa oportunidad que se nos ha presentado de replantear nuestra forma de ver el mundo, pero creo que una gran parte de nosotros no hemos tomado la oportunidad aún con la integración necesaria.

Por años, hemos sido controlados por un sistema que ha sido meticulosamente planeado por algunas de las familias más poderosas del mundo, desde las noticias que vemos y que ciegamente aceptamos como verdades, lo que comemos, las medicinas que utilizamos, las investigaciones que respaldan las verdades que nos enseñan, hasta los contenidos de los programas de estudio aprobados en las carreras de salud.

Se nos está pidiendo una transformación desde la médula, en la que generemos un autoconocimiento profundo y reconozcamos las influencias externas y condicionamientos sociales y culturales en los que hemos sido educados, el control que los medios de comunicación, redes sociales y demás han ejercido sobre nuestra percepción del mundo. Se nos está pidiendo que despertemos como un colectivo y veamos más allá, que cuestionemos inclusive las raíces más dolorosas de lo que toda nuestra vida hemos creído como verdad.

Se nos está ofreciendo la oportunidad de dejar de vivir para encajar en un sistema que no responde con el propósito de nuestro corazón, que dejemos de vivir desde el miedo y la inseguridad, que empecemos a educar a nuestros hijos desde la confianza y el amor, desde la seguridad y el reconocimiento del poder innato dentro de cada ser como reflejo del Universo que somos. Se nos esta ofreciendo la oportunidad de parar y estar en silencio, de ver hacia adentro y dejar de ponerle rocas gigantescas a nuestras emociones, dejar de sentirnos culpables por sentir tristeza, ternura, vulnerabilidad, se nos está ofreciendo la oportunidad de aprender a vivir desde la compasión y la cooperación, de vivir y crear desde el sentido de comunidad y no desde el competencia.

Afortunadamente, cada día estamos despertando un poco más, empezando a cuestionar lo que se nos dice, buscando información más allá de lo que se nos ofrece como verdadero… y eso me llena de confianza.

Así que desde ese lugar en el que reconocemos la oportunidad de transformación profunda que está al frente nuestro, les propongo este Yoga Challenge de Silencio & Gratitud. Consiste en lo siguiente:

  1. Empieza por escribir las instrucciones en una hoja de forma que no necesites el teléfono o computador cuando hagas este reto.

  2. Al menos una vez al día, haz un pequeño estiramiento o activación física con tu profesor favorito y luego siéntate en silencio con los ojos cerrados con tu columna larga. Esta práctica debe ser sin teléfono, computador o tablet, sin música, sin televisión, sin nada.

  3. Seguidamente empieza por poner atención a los sonidos, luego a las sensaciones en tu piel, viento, frío, calor, suavidad, incomodidad.

  4. Luego observa tu respiración, observa el ritmo de la respiración, los músculos implicados, siente tu abdomen y tu pecho, tu corazón, tu columna, e inclusive tu piel. Permanece sin reaccionar a lo que observes. Todo lo que observes es perfecto tal cual es.

  5. Finalmente, observa tus pensamientos. Observa cada pensamiento que pase por tu mente como si fuese una película proyectándose frente a ti. Una vez que te das cuenta del pensamiento al frente tuyo, con gratitud, visualiza como se disuelve hasta que el salón de proyección queda vacío. Repite esta práctica con todos los pensamientos que lleguen a ti. Después de un tiempo habrá menos pensamientos o aparecerán más distanciados uno del otro.

  6. Después de algunos minutos de práctica, cuando sientas que ha llegado el momento, puedes tomar tres respiraciones profundas, lentas, silenciosas y suaves y cantar tres veces el sonido OOOOOOOOOOOOOOOMMMMMMM, dejando que el sonido se alargue y perdure tanto cuanto puedas extender tu exhalación.

  7. Para integrar tu práctica tómate unos minutos para escribir lo que sientes. Pregúntate que sientes, y aplica los “5 Porqués”, preguntando a tu respuesta “porqué” al menos 5 veces. Permítete leer y observar con ecuanimidad tus palabras.

  8. Cierra con la práctica de los 3 regalos: escribe tres regalos que hayas recibido en tu vida, ya sea una situación, una persona, una emoción, una habilidad, o lo que quieras, y repite mentalmente 3 veces: “Estoy agradecida(o) por _____________________.” Después de repetir tus gratitudes, cierra los ojos y reconoce la sensación de la gratitud dentro de ti. Colocate las manos sobre el pecho y visualiza como la gratitud se expande por todo el cuerpo mientras respiras.

  9. Para cerrar, déjale un mensaje de voz o escrito a alguien que hace mucho no le hablas, agradeciendo su presencia en tu vida (escoge cada día una persona distinta).

  10. Una vez que completes este Challenge durante 7 días, compártelo con alguien más, contándole como benefició tu vida.

#yogachallenge #gratitud #silencion #transformación #autoconocimiento

33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo